¿Extracción o primera presión en frío? Éstas son preguntas que nos formulan continuamente.

Primera presión

El prensado es un método ya en desuso sobre todo por razones higiénico-sanitarias, que consistía en utilizar unas prensas formadas por un eje concéntrico. Alrededor de este eje se colocaban una serie de capachos y sobre éstos se ponía la pasta de la aceituna después de haber sido molturada.

Un aceite de primera presión en frío es el que se extrae con la pulpa de la aceituna recién molturada en frío, sin que se haya prensado antes y con la prensa y capachos perfectamente limpios.

La pulpa de la aceituna sólo se prensa una sola vez y la pasta que sobra se vuelve a prensar o se desecha. Si se vuelve a prensar, el aceite ya no se llamaría de primera presión.

Extracción en frío

Es el método más generalizado actualmente, la incorporación de centrifugadoras nos permite conseguir aceites de mayor calidad.

Se considera una extracción en frío cuando la pasta de la aceituna no supera en el proceso los 27ºC. Con ello se garantiza la máxima calidad desde el punto de vista gastronómico y organoléptico, siendo mas beneficioso para la salud.

Nuestros AOVES son de primera extracción en frío y aceites tempranos elaborados con aceitunas mayoritariamente verdes.

Y después de leer esto, qué es mejor ¿Extracción o primera presión en frío?

¿Quieres saber más sobre el aceite de oliva?